• Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

Blog para compartir experiencias

sonrisa

Hay algo que desde que éramos unos bebés no hemos dejado de hacer: sonreír 😉

Los bebés sonríen de forma innata a modo de recompensa para los papis y esta sonrisa durará toda la vida.

Los especialistas explican que los bebés pueden mostrar tres tipos de sonrisa:

1. La sonrisa refleja: aparece alrededor del tercer día y continúa durante el primer mes.

2. La sonrisa general: suele mostrarse a las cuatro semanas. El rostro se ilumina y los ojos brillan, como respuesta a un estímulo.

3. La sonrisa específica: alrededor de los seis meses. Es una sonrisa selectiva, el bebé ya sabe distinguir los rostros familiares y reserva la sonrisa para ellos.

Pero, ¿una sonrisa significa lo mismo en todo el mundo?

Cuando sonreímos tenemos la sensación de que el mundo nos sonríe, pero no podemos estar seguros de ello. Por eso, nos preguntamos si la sonrisa realmente significa lo mismo en todo el mundo.

El primer científico que se hizo esta misma pregunta fue Charles Darwin. En sus investigaciones para encontrar una respuesta, identificó seis emociones básicas que compartimos con nuestros antepasados: felicidad, sorpresa, miedo, repugnancia, enfado y tristeza.

Sin embargo, después de Darwin otros científicos han realizado distintos estudios que revelan cómo las emociones que reflejan sorpresa, miedo, repugnancia y enfado no son identificadas de la misma manera en todo el mundo. Mientras que, la sonrisa sí tiene el mismo significado.

Los investigadores han descubierto que la cultura influye mucho en lo que refleja nuestra cara y que, en general, las sonrisas coinciden con sentimientos de felicidad. Por tanto, la sonrisa es un lenguaje universal.

Ahora que ya sabemos que sonreír siempre expresa felicidad…Hagas lo que hagas, ¡que sea con una buena sonrisa!

 

Deja un comentario

consulta_odontopediatra_sonrisasPHB

Toc, toc, ¿podemos pasar?

Hoy hemos llegado puntuales a nuestra cita y, mientras esperamos con los papis en la sala de espera de la consulta dental, escuchamos nuestro nombre: ¡es el higienista dental que nos avisa de que ya podemos pasar a la consulta del odontopediatra!

Entramos con una actitud positiva, nuestra mejor sonrisa y los ojos bien abiertos para descubrir todos los instrumentos con los que trabaja el odontopediatra, ¡sin miedo! Todas las “herramientas” cumplen una función especial para cuidar de nuestra salud bucodental 😉

¿Cuándo debemos realizar la primera visita al odontopediatra?

Los odontólogos recomiendan que la primera visita de los niños al odontopediatra sea dentro de los seis meses siguientes a la aparición del primer diente o al cumplir un año de edad.

Saludamos al odontopediatra, él es quien hará todo lo posible para que nuestros dientes se mantengan sanos, siempre con la ayuda del higienista dental. Visten con su ropa de protección limpia, que cubre la ropa personal y su piel. También se han puesto guantes limpios, una máscara sobre la boca y las gafas protectoras ¡están preparados ;)!

¡Ya tenemos nuestro sitio a punto! El sillón dental parece muy confortable, puede tumbarse para que estemos más cómodos y tiene un pequeño lavabo incorporado para que podamos enjuagarnos. Nos acomodamos y empieza la revisión dental.

Miramos a nuestro alrededor, y ¿qué vemos?… Son los principales instrumentos del odontopediatra:

1. La bandeja de instrumentos: el lugar donde coloca sus principales instrumentos de trabajo.

2. El espejo bucal: un espejo pequeño y redondeado que permite ver las zonas de difícil acceso dentro de la boca.

3. La lámpara de iluminación: es la luz deslumbrante que coloca sobre nuestra cara y que le ayuda a ver mejor el interior boca. Puede moverla y dirigirla hacia el lugar que desee explorar.

4. El odontopediatra también tiene un “miniaspirador”, que utiliza para succionar la saliva que no podemos tragar cuando tenemos la boca abierta. Los algodones absorbentes, le ayudan también a mejorar la limpieza de la boca.

5. El explorador dental: es un pequeño gancho curvado muy delgado con un mango de metal, que utiliza para tocar y examinar los dientes.

6. El Torno o taladro dental: es un instrumento que puede se utilizar para distintos  procedimientos, como pulir partes dañadas de los dientes o eliminar la placa dental.

Éstas son sólo algunas de las “herramientas” que utiliza el odontopediatra para examinar y cuidar de nuestros dientes. Si nos fijamos bien, podremos descubrir todos sus instrumentos y aprender en cada visita.

Después de la revisión de hoy, el odontopediatra y el higienista dental nos despiden hasta la próxima visita, que será dentro de medio año. ¡Hemos aprendido mucho y volvemos a casa con una gran sonrisa :)!

Psst papis, para evitar miedos e inculcarles la responsabilidad de la higiene bucodental desde pequeños, percibir de forma positiva la visita al odontopediatra es fundamental. Plantearla como un momento divertido y una oportunidad de aprender cosas nuevas, les dará seguridad y tranquilidad.

Podéis encontrar más recomendaciones para que la visita al odontopediatra sea un éxito en este enlace.

Deja un comentario

Tú también puedes compartir salud bucodental

Hoy es el Día Mundial de la Solidaridad, una celebración muy especial que nos recuerda la importancia de colaborar con aquellos que más lo necesitan para hacer frente a las desigualdades en el campo de la salud bucodental y las diferencias en el acceso a los cuidados básicos, con especial atención a los niños y jóvenes.

Como sabéis, una salud bucodental adecuada es fundamental para gozar de una buena salud y una buena calidad de vida, pero no todos tenemos las mismas posibilidades de acceso a los tratamientos y los cuidados necesarios. Estas diferencias afectan a la calidad de vida de las personas, especialmente en el caso de los niños.

Quiénes se encuentran en situaciones de desigualdad o pobreza, tienen menos posibilidades de acceder a una prevención apropiada y un correcto acceso a los cuidados dentales y, por tanto, tienen más posibilidades de padecer enfermedades bucodentales como la caries o la enfermedad periodontal.

Entre estas enfermedades derivadas de malas condiciones de higiene bucodental, la caries dental es la enfermedad crónica infantil más común. Y, de no tratarse adecuadamente, sus consecuencias pueden incluir desde impactos negativos en la nutrición y el crecimiento infantil, hasta consecuencias negativas en sus interacciones sociales.

A pesar de ser prevenible, a través de medidas sencillas como el uso regular de pasta fluorada, la caries dental no tratada es una de las situaciones más frecuentes en entornos con pocos recursos.

¿Cómo podemos ayudar nosotros?

Existen muchas iniciativas que mantienen una estrecha colaboración con entornos que necesitan cuidados básicos en salud bucodental, con las que puedes participar mediante la donación de productos, la participación activa en forma de voluntariado, etc.

Desde PHB, colaboramos con distintas entidades mediante la donación de productos de higiene bucodental, para hacerlos llegar a quienes más los necesitan, y promovemos hábitos de higiene y alimentación saludable, que incluyen la reducción del consumo de azúcar.

A lo largo de este año, hemos realizado donaciones de productos PHB a varias entidades. Conócelas y descubre cómo tú también puedes colaborar activamente para hacer posibles los proyectos de estas entidades:

  1. Asociación de Voluntarios para la Salud Dental – DENTALCOOP

  2. Fundación Pere Tarrés

  3. Creu Roja Joventut

  4. Escola Projecte

  5. Fundación Amigos de Rimkieta

  6. Pharmahelp

  7. Hermanitas de los Pobres

  8. Hermandad de la Soledad de San Lorenzo

  9. ONG Marista de Educación para el Desarrollo, Cooperación Internacional y Voluntariado (SED)

¡Seamos solidarios!

Pongamos un ejemplo: A partir de las donaciones que recibe, la Asociación DentalCoop actúa generando propuestas de acción “en campo”, con la creación de centros de salud dental que ayuden a mejorar la calidad de vida y la higiene bucodental de poblaciones y colectivos con poco o escaso acceso a recursos; incluyendo la formación de personal y donación de equipos y productos.

Por tanto, a la pregunta qué podemos hacer, ¡ser solidarios es la mejor respuesta! Anímate a colaborar. Accede a las páginas web de estas entidades e infórmate acerca de cómo puedes ayudar.

Con nuestra solidaridad, podremos contribuir a que estos cuidados básicos lleguen a aquellos que más los necesitan y reducir las desigualdades presentes en nuestro entorno.

Deja un comentario

¿Quieres ver nuestro vídeo "La primera vez"?