• Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

Blog para compartir experiencias

Las consecuencias que puede tener una caries en los dientes de leche de los niños

La aparición de la caries dental no responde a factores genéticos, sino que se trata de una enfermedad infecciosa y transmisible que depende de muchos elementos. Por ejemplo, una higiene bucal insuficiente, la transmisión temprana de bacterias de la saliva materna, una dieta rica en azúcares, la alimentación nocturna o una visita tardía al odontopediatra, pueden provocar su aparición; tal y como advierte la Sociedad Española de Odontopediatría.

La caries dental es la enfermedad crónica infantil más común

La caries dental es una enfermedad bacteriana destructiva de las estructuras dentales producida por una serie de microbios que viven en nuestra boca. La Sociedad Española de Odontopediatría explica que los microbios que provocan la caries son adquiridos, ya que el bebé nace con la boca estéril y poco a poco ésta se invade de gérmenes.

En la gran mayoría de los casos, la transmisión de estos microbios se produce por el contacto directo con los padres, de la misma forma que se puede contagiar una gripe. A veces los padres utilizan la boca como mecanismo de limpieza de un chupete, la tetina del biberón o una cuchara. Este intercambio de saliva, tenga el adulto caries o no, puede transmitir los microbios a la boca del niño.

Para evitar la transferencia de microbios, los especialistas recomiendan no compartir utensilios con los bebés (cucharas, cepillos dentales), limpiar con agua el chupete, la tetina del biberón o los cubiertos; así como, evitar darle besos en la boca y soplar directamente sobre su comida para enfriarla.

¿Qué consecuencias puede tener una caries en los dientes de leche de los niños?

En caso de que exista una infección en los dientes de leche, los dientes permanentes que se encuentran justo debajo de éstos pueden verse afectados. Pueden aparecer con malformaciones, manchas o lesiones, como consecuencia de una infección del diente de leche que no se haya tratado de forma adecuada. Por ello, los profesionales, odontólogos e higienistas dentales, recomiendan realizar visitas al odontopediatra cada seis meses para prevenir la caries.

La Sociedad Española de Odontopediatría, destaca las principales consecuencias de la caries dental en los dientes de leche:

  •  Dolor intenso, visitas de urgencia y hospitalizaciones por infección facial
  • Disminución en su desarrollo físico
  • Mayor índice de caries en los dientes permanentes
  • Afectación de los dientes permanentes (del esmalte, del camino de erupción, de la posición de éstos en la arcada dental, etc.)
  • Coste de tratamiento elevado

Mantener sanos los dientes de leche, con una boca libre de caries en la infancia, es fundamental para ayudar a prevenir las caries en la edad adulta.

Además, los dientes de leche sirven para masticar bien, hablar correctamente, mantener el espacio de los dientes permanentes y ayudan en el desarrollo de su autoestima.

Deja un comentario

junio23_sonrisasPHB

¡Empieza ya!

Del mismo modo que cuidamos de nuestra higiene bucodental para nuestro bienestar, una higiene bucal adecuada es importante para tu bebé desde los primeros días. La Sociedad Española de Odontopediatría (S.E.O.P) nos recuerda que la salud bucodental es clave para la salud en general y recomienda comenzar la limpieza de la boca de los niños antes de la erupción de los dientes de leche.

 La higiene bucodental debe comenzar desde el nacimiento de un bebé

Idealmente, antes de la erupción de los dientes de leche debes comenzar con la limpieza de la boca de tu bebé. Puedes utilizar un dedal de silicona o una toallita, compresa (gasa) o paño húmedo y suave, alrededor del dedo índice para masajear suavemente las encías del niño desde la parte trasera (posterior) a la parte delantera (anterior). De este modo, eliminarás cualquier sobrante de leche o residuo.

La erupción de los “dientes de leche” o “dientes temporales” suele empezar a los seis meses de edad acabando aproximadamente a los dos años y medio, aunque es completamente normal que a un niño con 9-12 meses todavía no le haya salido ningún diente, cómo explica la S.E.O.P.

Desde que aparece el primer diente, debes tener en cuenta que los alimentos dulces son un factor importante en la aparición de caries. Por eso, debes evitar untar los chupetes en azúcar u otros dulces y tratar de que no se quede dormido con el biberón en la boca. En caso de quedarse dormido mientras lo toma, debes limpiarle los dientes antes de acostarlo.

Una vez hayan salido sus dientes de leche, la limpieza es obligatoria. Puedes utilizar un cepillo de dientes infantil con filamentos suaves durante la aparición de los primeros dientes, al menos, dos veces al día.

En torno a los 18 – 24 meses, cuando salen los primeros molares, habrá llegado la hora de empezar a cepillarse los dientes y pasar un hilo dental entre las zonas de contacto de las muelas, cada noche.

Ten en cuenta que tu papel en su higiene es esencial, ya que hasta los 5 años los niños no tienen la habilidad suficiente para realizar una higiene bucal eficaz solos:

¡Tu ayuda y ejemplo se traducirá en el mejor hábito de higiene bucodental!

 

Deja un comentario

shutterstock_165113525

Una de las cosas de las que más disfrutaba cuando mi hija mayor era un bebé eran las tardes en las que hacía con ella masaje infantil. Cuando era muy chiquitita, acudí a un curso en el que nos enseñaron cómo masajear a nuestros bebés. Es mucho más fácil de lo que nos pensamos y con unas sencillas pautas podemos aprender a hacerlo sin problemas. Incluso si no tenemos a nadie a mano podemos hacerlo con algún libro, ¡no es difícil!

En mi caso buscaba un momento tranquilo. A mi hija le relajaba mucho el baño, así que solía ser al finalizar. Lo hacíamos en su habitación, que había acondicionado previamente.

¿Cómo preparar la habitación?

No hace falta mucha cosa. A mí me gustaba calentar con antelación la habitación para que se estuviera muy a gusto. También ponía música relajante e incluso a veces utilizaba esencias de aromaterapia. El caso es conseguir un ambiente en el que apetezca estar.

En mi caso utilizaba la alfombra de juegos para colocarla sobre el parquet. El masaje infantil es mejor realizarlo con el bebé completamente desnudo. Como tienen tendencia a hacerse pipí porque están muy a gusto y relajados, es interesante poner encima un salvacamas de celulosa y así, ¡que pase lo que tenga que pasar!

¿Qué tipo de aceite utilizar?

Es preferible utilizar aceites vegetales y olvidarnos de los minerales. Dentro de los vegetales podéis elegir el que más os guste, cada uno tiene sus ventajas. Mis preferidos son el aceite de almendras y también el de romero. ¡Y huelen muy rico!

¿Qué beneficios se obtienen?

El masaje infantil es una práctica estupenda tanto para los bebés como para quien se lo da. Para los peques es muy divertido y relajante y tiene además otros beneficios añadidos. Cuando los bebés tienen cólicos o problemas de estreñimiento (que, por otro lado, no son tan comunes como la gente cree) el masaje ayuda al tránsito y les alivia el dolor. No es una práctica mágica, pero ayuda y es un beneficio más.

Por otro lado, para mamá y bebé o para papá y bebé es un buen momento para estrechar lazos. Yo recuerdo esos momentos como algo muy mágico, un momento de sonrisas felices totalmente. ¡Lo recomiendo vivamente a todo el mundo!

Deja un comentario

¿Quieres ver nuestro vídeo "La primera vez"?