sonrisa

Hay algo que desde que éramos unos bebés no hemos dejado de hacer: sonreír 😉

Los bebés sonríen de forma innata a modo de recompensa para los papis y esta sonrisa durará toda la vida.

Los especialistas explican que los bebés pueden mostrar tres tipos de sonrisa:

1. La sonrisa refleja: aparece alrededor del tercer día y continúa durante el primer mes.

2. La sonrisa general: suele mostrarse a las cuatro semanas. El rostro se ilumina y los ojos brillan, como respuesta a un estímulo.

3. La sonrisa específica: alrededor de los seis meses. Es una sonrisa selectiva, el bebé ya sabe distinguir los rostros familiares y reserva la sonrisa para ellos.

Pero, ¿una sonrisa significa lo mismo en todo el mundo?

Cuando sonreímos tenemos la sensación de que el mundo nos sonríe, pero no podemos estar seguros de ello. Por eso, nos preguntamos si la sonrisa realmente significa lo mismo en todo el mundo.

El primer científico que se hizo esta misma pregunta fue Charles Darwin. En sus investigaciones para encontrar una respuesta, identificó seis emociones básicas que compartimos con nuestros antepasados: felicidad, sorpresa, miedo, repugnancia, enfado y tristeza.

Sin embargo, después de Darwin otros científicos han realizado distintos estudios que revelan cómo las emociones que reflejan sorpresa, miedo, repugnancia y enfado no son identificadas de la misma manera en todo el mundo. Mientras que, la sonrisa sí tiene el mismo significado.

Los investigadores han descubierto que la cultura influye mucho en lo que refleja nuestra cara y que, en general, las sonrisas coinciden con sentimientos de felicidad. Por tanto, la sonrisa es un lenguaje universal.

Ahora que ya sabemos que sonreír siempre expresa felicidad…Hagas lo que hagas, ¡que sea con una buena sonrisa!

 

Deja un comentario