consulta_odontopediatra_sonrisasPHB

Toc, toc, ¿podemos pasar?

Hoy hemos llegado puntuales a nuestra cita y, mientras esperamos con los papis en la sala de espera de la consulta dental, escuchamos nuestro nombre: ¡es el higienista dental que nos avisa de que ya podemos pasar a la consulta del odontopediatra!

Entramos con una actitud positiva, nuestra mejor sonrisa y los ojos bien abiertos para descubrir todos los instrumentos con los que trabaja el odontopediatra, ¡sin miedo! Todas las “herramientas” cumplen una función especial para cuidar de nuestra salud bucodental 😉

¿Cuándo debemos realizar la primera visita al odontopediatra?

Los odontólogos recomiendan que la primera visita de los niños al odontopediatra sea dentro de los seis meses siguientes a la aparición del primer diente o al cumplir un año de edad.

Saludamos al odontopediatra, él es quien hará todo lo posible para que nuestros dientes se mantengan sanos, siempre con la ayuda del higienista dental. Visten con su ropa de protección limpia, que cubre la ropa personal y su piel. También se han puesto guantes limpios, una máscara sobre la boca y las gafas protectoras ¡están preparados ;)!

¡Ya tenemos nuestro sitio a punto! El sillón dental parece muy confortable, puede tumbarse para que estemos más cómodos y tiene un pequeño lavabo incorporado para que podamos enjuagarnos. Nos acomodamos y empieza la revisión dental.

Miramos a nuestro alrededor, y ¿qué vemos?… Son los principales instrumentos del odontopediatra:

1. La bandeja de instrumentos: el lugar donde coloca sus principales instrumentos de trabajo.

2. El espejo bucal: un espejo pequeño y redondeado que permite ver las zonas de difícil acceso dentro de la boca.

3. La lámpara de iluminación: es la luz deslumbrante que coloca sobre nuestra cara y que le ayuda a ver mejor el interior boca. Puede moverla y dirigirla hacia el lugar que desee explorar.

4. El odontopediatra también tiene un “miniaspirador”, que utiliza para succionar la saliva que no podemos tragar cuando tenemos la boca abierta. Los algodones absorbentes, le ayudan también a mejorar la limpieza de la boca.

5. El explorador dental: es un pequeño gancho curvado muy delgado con un mango de metal, que utiliza para tocar y examinar los dientes.

6. El Torno o taladro dental: es un instrumento que puede se utilizar para distintos  procedimientos, como pulir partes dañadas de los dientes o eliminar la placa dental.

Éstas son sólo algunas de las “herramientas” que utiliza el odontopediatra para examinar y cuidar de nuestros dientes. Si nos fijamos bien, podremos descubrir todos sus instrumentos y aprender en cada visita.

Después de la revisión de hoy, el odontopediatra y el higienista dental nos despiden hasta la próxima visita, que será dentro de medio año. ¡Hemos aprendido mucho y volvemos a casa con una gran sonrisa :)!

Psst papis, para evitar miedos e inculcarles la responsabilidad de la higiene bucodental desde pequeños, percibir de forma positiva la visita al odontopediatra es fundamental. Plantearla como un momento divertido y una oportunidad de aprender cosas nuevas, les dará seguridad y tranquilidad.

Podéis encontrar más recomendaciones para que la visita al odontopediatra sea un éxito en este enlace.

Deja un comentario