• Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

Blog para compartir experiencias

Productos esenciales para una correcta higiene bucal

 

Los niños tienen que mantener una buena higiene bucal desde que nacen. Al principio es más que suficiente con pasarles una gasa humedecida por las encías (pero hacerlo con constancia dos veces al día, sobre todo cuando aparecen los primeros dientes).  Pero una vez que salen los primeros dientes es importante comenzar con un ritual que les acompañará toda su vida. Y para ello contamos con tres productos fundamentales.

EL CEPILLO DE DIENTES

Ya os contamos en otro post cómo escoger el cepillo de dientes para los niños. Es importante utilizar un cepillo adecuado para los niños porque cuando son pequeños necesitan filamentos más blandos y cortos que limpien bien los dientes  y encías y no las dañen. Los cepillos de los niños tienen el cabezal más pequeño y el mango más largo para que pueda llegarse bien a todos los sitios.

Lo ideal es lavarse los dientes después de cada comida, pero lo que no nos podemos saltar de ninguna de las maneras es un cepillado en profundidad por la noche y otro por la mañana. Y por supuesto, no olvidar cambiar el cepillo cuando se desgasten los filamentos o cada 3 meses.

LA PASTA DE DIENTES

Los dentífricos nos ayudan a limpiar en profundidad nuestros dientes y nuestra boca y a mantenerla en las condiciones óptimas de higiene. Las pastas de dientes de los adultos contienen un montón de cosas entre ellas flúor que ayuda a prevenir las caries. Pero ¿Y el uso del flúor en los niños? ¿Está indicado?

Hasta hace no mucho tiempo no se recomendaba utilizar flúor hasta los dos años, pero esta recomendación está cambiando ya que sus beneficios son muy interesantes. El motivo por el que no se recomendaba su utilización era por la fluorosis que conllevaba la aparición de antiestéticas manchas en los dientes definitivos. La fluorosis ocurre al tragar la pasta, ya que los niños tienen inmaduro el sistema de deglución. Es importante que supervisemos el cepillado para evitar que se traguen la pasta.

Para evitarlo, las pastas de dientes infantiles contienen mucho menos flúor que las de los adultos.

Hasta los 4 años es cuando calcifican y maduran tanto los incisivos como los primeros molares, o lo que es lo mismo, dientes que quedan muy expuestos a la vista. Entre los 4 y 6 años los dientes que calcifican son los premolares y segundos molares. Todavía no estamos libres del riesgo de la aparición de manchas, pero de ocurrir sería en dientes que no están tan visibles, con lo que el problema estético es menor. A partir de los 6 años los dientes que calcifican son los terceros molares que no se ven, así que prácticamente no es un problema.

LOS ENJUAGUES BUCALES

Los enjuagues bucales o colutorios han de ser entendidos siempre como una ayuda o complemento al cepillado de los dientes, nunca como un sustituto. Al contener flúor nos ayudan a reforzar el esmalte y la dentina pero tenemos el mismo problema que con las pastas de dientes. No se debe utilizar hasta que los niños no sean capaces de no tragárselos y están indicados a partir de los 6 años cuando los niños ya tienen los dientes definitivos.

En todo caso, lo mejor siempre es consultar a tu dentista.

Deja un comentario

PHB_2686 pq

El curso pasado hicieron una actividad en la clase de mi hija pequeña. Una enfermera fue y con los niños preparó pasta de dientes casera para que pudiesen llevársela. Aunque utilizó productos que no tenemos en casa habitualmente, lo cierto es que aquella pasta que prepararon tenía un sabor riquísimo e incentivó un montón a los niños a lavarse los dientes.

Una de las cosas que más me interesó del taller fue que les enseñó a lavarse los dientes en condiciones. Y lo hizo, cómo no, de una manera divertida, que es como hay que hacer estas cosas. Los niños la imitaban con el dedo como si se los estuvieran cepillando de verdad. Ella lo que hacía era cantar una canción. Era una Supercalifragilisticoespialidoso versión dientes. El estribillo duraba lo justo para que cantado 5 veces les diera para estar 2 minutos más o menos cepillándoselos. Un estribillo para cada lado, que incluía cepillados de la parte exterior, interior y de la superficie de las muelas y el último para la lengua, que también hay que limpiarla.

Al final para enseñarles a los niños a lavarse los dientes hay que utilizar recursos para que aquello lo vean como un juego y no como un sufrimiento.

Algunas sugerencias:

–       Inventarnos el juego de la carrera. Nuestro cepillo de dientes es un coche que tiene que pasar por todas y cada una de las partes de nuestra boca para dejarlas limpias y relucientes.

–       Practicar el cepillado de dientes con los juguetes. Seguro que el muñeco favorito de vuestros hijos también se tiene que lavar los dientes, así que ¿por qué no utilizarlo como conejillo de indias para que vuestro hijo practique?

–       Utilizar una app. Existen varias disponibles tanto para Apple como para Android. En este enlace podéis encontrar unos cuantos.

–       Usar el cronómetro de un juego. Muchos juegos de mesa incorporan relojes de arena o similares. Podemos utilizar uno de ellos y convertirlo en un ritual.

Sólo un par de cosas más.  Es importante dejarles practicar solitos. Los niños tienen que aprender a hacer las cosas sin ayuda. Pero esto no está reñido con ir nosotros detrás, cuando han terminado a repasarles hasta que tengan la autonomía suficiente como para hacerlo ellos sin ayuda.

Y por supuesto, el mejor truco para que aprendan es vernos a nosotros hacerlo.  ¿A que estáis de acuerdo?

Deja un comentario

s_184903166 pq

Los móviles, tablets y otros dispositivos portátiles se han convertido en grandes aliados de los padres a la hora de entretener a los niños. Son perfectos cuando necesitamos que estén un rato quietos y a ellos les gusta tanto que generalmente hay que limitar el tiempo de uso. También son buenos apoyos educativos y, una gran ayuda si queremos inculcar algunas rutinas.

No es fácil que el niño quiera lavarse los dientes después de cada comida y que además lo haga bien y durante el tiempo necesario, afortunadamente contamos con recursos y entre ellos, numerosas aplicaciones que pueden ser una gran ayuda. Las hay para los más peques y para niños mayores, en forma de cuento y con música, en diferentes idiomas… Seguro que hay alguna que te puede ayudar a incentivar a tus niños para que se cuiden la boca.

Happy Touch es ideal para los más pequeñitos. Es muy sencilla pero puede servirles como estímulo. El niño tiene que dar varios alimentos a un animalito, el caballo es el que está incluido pero puedes descargar más por menos de 1 euro. Después toca limpiarle los dientes y eliminar todos los restos que han podido quedar. Cuando el caballo sonríe es el turno del niño. Un contador de dos minutos y una música divertida le ayudarán a hacerlo durante el tiempo recomendado. Está disponible para dispositivos de Apple.

Brushing Time también es muy visual, perfecta para los más pequeños. En esta ocasión un cuento interactivo va guiando a los niños en la limpieza de dos bocas sucísimas, lo que suele hacerles mucha gracia. Con varios juegos y actividades sencillos, se trata de que el peque vaya entendiendo el daño que puede hacer la caries y como mantenerla fuera de su dentadura.

Cómo cepillarse los dientes esta aplicación es más seria, buena para los niños mayores a los que los cuentos no les interesan tanto. En ella se explica la forma correcta de cepillarse los dientes, la duración del cepillado y como cuidar la boca de forma eficaz, entre otros consejos. Es gratuita y está disponible para Android.

Baby Zombie Tooth Dentist en este juego el niño es el dentista que debe deshacer el tremendo estropicio que se ha hecho el zombie en la boca. Con todo el instrumental a su alcance, el jugador puede restaurar la bonita sonrisa del bebé zombie y ayudarle a cuidar sus dientes. El mismo desarrollador tiene varias versiones de la aplicación con un guepardo o un hipopótamo como protagonistas. Descárgalas para Android.

Brushy Time esta aplicación gusta tanto a los peques como a los más mayores ya que permite seleccionar entre tres temas: uno floral, otro de piratas o uno más serio y clásico. Una vez seleccionado enciende el cronómetro para controlar el tiempo de cepillado y posteriormente el de enjuagado. Con los temas infantiles el niño estará acompañado durante todo el tiempo para que se le haga más corto. Al final del cepillado recuerda a los niños que pueden usar el hilo dental. Esta app solo está disponible para Apple.

Ibraces Help esta aplicación es más seria, para niños mayores con ayuda de un adulto. Tiene información para cuidar los dientes con ortodoncia e incluye imágenes y vídeos así como una guía para limpiar correctamente cada zona de la boca con el tiempo que hay que dedicarle. Puedes descargarla en iTunes.

Estas son solo algunas de las muchas aplicaciones que pueden ayudarnos a concienciar a los niños de la importancia de cuidar su higiene bucal. Hay muchas y seguro que hay alguna que motiva a tu hijo. En casa cambiamos cada pocos días para que no se aburran y sigan cepillándose con ganas, además de que las edades son diferentes y hay que complacer a los dos. De momento funciona, cuando se cansen volveremos a los cuentos y canciones, por ayudas que no sea.

Deja un comentario

¿Quieres ver nuestro vídeo "La primera vez"?