• Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

Blog para compartir experiencias

Caries en el diente

La caries, como hemos contado muchas veces es la principal enfermedad de la boca. Sí, has leído bien, enfermedad. A veces nos parece que es una cosa menor pero no nos podemos olvidar de que los dientes son para toda la vida ni de que está en nuestra mano cuidarlos adecuadamente. Hoy en día, afortunadamente, lo tenemos tan fácil como acudir al dentista, pero hace siglos cualquier problema con los dientes solía acabar con un dolor muy intenso y con varios huecos en la boca, allí donde solían estar los dientes.

Estaréis de acuerdo conmigo en que es mucho mejor ahora mismo, pero aún así tenemos la obligación de cuidar nuestraboca adecuadamente. Si cortamos el pelo, nos crece. Si nos hacemos una herida, la piel se regenera. Pero ojo, si perdemos un diente permanente, no va a volver a salir

La caries puede darse en cualquier parte de la superficie dentaria pero existe un tipo concreto de caries al que hoy queremos prestar especial atención. Se trata de la caries cervical (caries del cuello del diente), que es la parte del diente que está en contacto con la encía.

Veamos; la caries se produce por bacterias, que se adhieren a los dientes y que al metabolizar los azúcares de la dieta producen ácidos, que son los que acaban con la superficie del diente. Estas bacterias se alimentan de nutrientes, les gustan sobre todo los más ricos en azúcares, y tienden a ‘esconderse’ en los sitios en los que es más difícil limpiar el diente. Es decir, se encuentran en los surcos de las muelas, en las partes más rugosas, en aquellos sitios en los que hay menos contacto con la lengua o con las mejillas, y en los huecos que tenemos en la boca. Por este motivo es tan importante, además de cepillarse bien los dientes, utilizar el hilo dental y los cepillos interdentales, para que no quede ni rastro de comida en nuestra boca y la caries no lo tenga fácil.

Uno de los sitios en los que suelen ‘acomodarse’ las bacterias es en el cuello de los dientes. Son lugares recónditos que, si no limpiamos bien, se convierten en perfectos alojamientos  para los restos de comida: es precisamente ahí donde más tiende a acumularse la placa dental, que es todo un festín para estas bacterias.

En el cuello del diente, tanto si hay cemento como dentina expuesta, estos no son tan duros como el esmalte , así que las lesiones en esta parte del diente aumentan con gran rapidez y llegan al nervio antes que en otras zonas.

¿Y cómo las evitamos? Es cierto que hay quienes tienen más propensión a este tipo de caries, y en estos casos es importante intensificar la higiene dental.  Tampoco está de más, si sabemos que las caries en el cuello del diente se nos producen más habitualmente de la cuenta, que visitemos al dentista de manera preventiva con una frecuencia mayor que la estándar (cada seis meses). Una rápida revisión puede conseguir que frenemos una caries de cuello y que no vaya a mayores, ya que puede llegar a ser muy doloroso.

¡Así que, ya sabes, extrema la limpieza y acude al dentista!

Deja un comentario

Curiosidades Reyes Magos

El día de Reyes es uno de los más emocionantes tanto para grandes como para pequeños. Y es que durante toda esa mañana hay una mezcla de alegría, júbilo e ilusión por saber qué nos han traído los Reyes Magos de Oriente (incluso algo de nervios esperando que no haya nada de carbón bajo el árbol) que no se puede equiparar con ningún otro día del año.

Y es que, los Reyes son una de las personalidades que más nos gusta que nos entreguen los regalos. El 62% de los españoles prefieren que sean Sus Majestades los que les hagan entrega de ellos la mañana del 6 de enero.

Cierto es que sólo trabajan un día al año, ¿pero te has parado a pensar la cantidad de trabajo que tienen que hacer en 12 horas? De media entregan unos 13.500 regalos a cada niño por minuto.

¡Tienen que viajar a una velocidad muy cercana a la de la luz para que les dé tiempo!

Las zonas donde menos trabajo les llevaría realizar las entregas son Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura y Aragón, ya que son las comunidades con menor densidad de población. Así que cuando las visitan pueden tomarse las cosas con un poco más de calma.

Por eso tienen que reponer fuerzas de vez en cuando. Y es que asumiendo que se toman un trozo de turrón con cada visita en total consumen un 22% de la producción de turrón de nuestro país en tan solo unas pocas horas. ¡Esperemos que no les siente mal!

Y no podemos olvidarnos tampoco de sus inseparables camellos, que con todo el agua que les dejamos para repostar (alrededor de un litro, ¿no?) podrían… ¡llenarse 2 piscinas olímpicas y media!

Y es que, con tanto trabajo en una noche, es normal que tengan que recurrir a la tecnología y se adapten a los nuevos tiempos.

Por ejemplo, se han creado su propia cuenta de Twitter (@ReyesMagos) para recibir de forma casi inmediata las cartas de los más pequeños de la casa.

¡Así que prueba a mandarles la tuya, puede que incluso te contesten!

Deja un comentario

Navidad en España

El 22 de diciembre queda inaugurada la Navidad, al menos de forma oficiosa. Ese día, al son de los cantos de los Niños de San Ildefonso, todos nos vamos ‘entonando’ y contagiando del espíritu navideño y de la ilusión (y no sólo de la de la Lotería).

El Gordo de Navidad inaugura la época más emotiva y familiar del año, un par de semanas plagadas de tradiciones. Y es que en la mayoría de las casas españolas cuando llega el sorteo de la Lotería de Navidad ya hay un belén montado, o un árbol de Navidad, o ambas cosas. Pocos días después las familias se reunirán alrededor de la mesa para cenar en Nochebuena y para comer en Navidad, despedirán el año tomando doce uvas al ritmo de las campanadas de la Puerta del Sol y esperarán ansiosas la llegada de los Reyes Magos en la noche del 5 al 6 de enero.

Pero, más allá de estas tradiciones, presentes a lo largo de toda la geografía española, hay otras costumbres locales muy arraigadas y de lo más curiosas.

Hoy os contamos cuáles son las más destacadas:

En Navarra y en el País Vasco muchos municipios arrancan la Nochebuena con la llegada del Olentzero, un carbonero algo bebedor y gordinflón, que viste txapela y fuma en pipa, y que baja del monte para anunciar la llegada del Niño Jesús. Durante la noche del día 24 se pasea por las calles en compañía de una alegre comitiva y de diversos animales de granja y, de madrugada, entrega regalos a los niños.

En Cataluña, el Caga Tió, o Tió de Nadal, es un pequeño tronco de madera que los niños deben alimentar durante varios días, hasta que, el día de Navidad, lo sacuden y el Caga Tió ‘defeca’ dulces y regalos. Otra tradición catalana, es la de la figura del ‘Caganer’ en el Belén. Se trata de un hombre agachado haciendo sus necesidades que se esconde en algún rincón del Belén. Sus excrementos sirven como abono, por lo que es un símbolo de fertilidad para el año que va a entrar.

En Galicia existe una figura muy similar al Olentzero: el Apalpador. Este “primo” del Olentzero también es un hombre gordo que fuma en pipa y lleva boina, y vive en el bosque. En este caso aparece en Nochevieja, cuando se acerca a los niños, les acaricia la barriga para comprobar si estan bien alimentados y les deja un puñado de castañas, con la intención de que en el año entrante dispongan de abundante comida.

Los segovianos no tienen a nadie que baje del monte a visitarles, pero se divierten celebrando la Carrera del Pavo en la mañana del día de Navidad. En esta peculiar competición, aficionados y deportistas (el deportista Perico Delgado es un habitual) se suben a una bicicleta sin pedales y la impulsan con su cuerpo por las escarpadas calles de Segovia, intentando llegar los primeros para hacerse con el premio: un pavo.

En climas más benignos las celebraciones son algo distintas. En la Comunidad Valenciana, por ejemplo, y sobre todo en la provincia Alicante, se monta el “Belén de Tirisiti”, uno de los pesebres más singulares del mundo. Se trata de una de las escasas representaciones del casi desaparecido ‘teatro de varillas’, en el que los personajes son títeres montados sobre varillas verticales que media docena de actores mueven bajo la base del suelo del belén y dentro de unas guías perfectamente diseñadas.

Siguiendo por la zona hay que destacar la localidad alicantina de Ibi, donde el 28 de diciembre “Els enfarinats” (los enharinados), toman el poder civil de forma ficticia. Estos personajes, vestidos con atuendos estrafalarios y cubiertos de harina, gobiernan a golpe de escaramuzas y batallas de huevo, petardos y, sobre todo, mucha harina, y recaudan “impuestos” que destinan a entidades benéficas.

Algeciras (Cádiz) también celebra su propia tradición cuando se acerca la llegada de los Reyes Magos. En esos primeros días del año, los niños van reuniendo latas vacías y atándolas entre sí para crear lo que llaman “el arrastre”. Entonces, en la mañana del 5 de enero, lo arrastran por las calles, provocando un enorme escándalo cuyo fin es llamar la atención de Melchor, Gaspar y Baltasar, para que no pasen de largo y dejen sus regalos en la ciudad.

Deja un comentario

¿Quieres ver nuestro vídeo "La primera vez"?