• Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

Blog para compartir experiencias

La fruta, un almuerzo sano para los dientes

 

Mi casa no es muy diferente de la vuestra. Cuando nos levantamos por la mañana solemos ir tan a contrarreloj como todo el mundo, aunque también es verdad que desde que leí a Pilar Martínez y su artículo “¿Cómo dejé de meter prisa a mis hijas por la mañana?” la cosa va mejor. Pero aunque ahora ya no les presione tanto, lo cierto es que a primera hora no tenemos mucho tiempo que perder.

Inevitablemente el almuerzo se prepara a última hora, sobre el último no-llegamos-no-llegamos, así que no hay tiempo para muchas florituras. Ni tampoco para pelearnos en exceso. Lo cómodo (he de decir entonando el mea culpa) es ponerles cualquier cosa de bollería industrial, porque hasta van envueltas individualmente. También es lo que dicta su inercia. Es cómodo.

Pero ¡no! En casa hemos iniciado una cruzada en pos del desayuno equilibrado y ya hace un tiempo que estamos haciendo esfuerzos, ellas y yo, por intentar llevar algo más sano y menos lleno de azúcar, que es malísimo para los dientes.

La fruta es un almuerzo fantástico

Cuando son más mayores pueden llevársela entera incluso. A mí me gusta comer las manzanas sin pelar, porque esto fortalece mucho las encías.

Ayúdales con los formatos

Si ves que se resisten a la fruta entera tienes varias opciones. Existen un montón de artilugios para trasportar la fruta de manera cómoda y pelada, como si fuera una macedonia. Si no tienen mucho tiempo, incluso pueden tomársela en formatos para chupar. Esto a mis hijas les encanta, están bien de precio y son fáciles de encontrar. Siempre es mejor la fruta entera, pero cuando son más pequeños así les facilitamos las cosas.

Sé creativa

A mí me costó salirme de la rutina y ser innovadora, pero ¿por qué no? Un puñado de cereales, sándwiches, frutas… al final de lo que se trata es de que no sean siempre galletas o bollos.

Con la ayuda del cole, mejor

En el nuestro estuvieron un tiempo llevándoles fruta a todos para almorzar una vez a la semana. Fue una magnífica experiencia porque los peques ,al ver a todos sus amigos comiéndola, se animaban mucho más. En grupo todo es mucho más sencillo.

Si han de comer bizcochos, mejor caseros

Hemos descubierto que es mucho más barato, mucho más rico y mucho más divertido hacer nosotras nuestros propios almuerzos. Hacer un bizcocho de yogur cuesta muy poquito y está delicioso.

¿Queréis nuestra receta?

Ingredientes:

  • 1 yogur de limón
  • 4 huevos
  • 3 vasitos del yogur de harina
  • 2 vasitos del yogur de azúcar
  • 1 vasito del yogur de aceite de oliva suave
  • 1 sobre de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato (si tienes)

Se baten los huevos y se van añadiendo el azúcar, el yogur y el aceite de oliva.

Se mezclan levadura, bicarbonato y harina y se van añadiendo tamizados a la masa.

Se engrasa un molde y se vierte la masa en él.

30 minutos de horno a 200º o hasta que salga una varilla limpia ¡y ya está! ¡Requetebuenísimo! La ventaja es que al utilizar la medida del vasito del yogur es muy fácil acordarse y no requiere ninguna cosa rara.

Deja un comentario

kit PHB petit y boc'n'roll

Antes de que empezara el colegio en septiembre, la bruja mayor estaba emocionada pensando que en el cole de los mayores iba a llevar mochila. Eso le hacía sentirse mayor y además podría elegir la que ella quisiera. ¡Menudo chasco cuando se enteró de que estos primeros años no la necesitaba!

Pero en su lugar, no sólo podía sino que debía llevar una bolsita para el almuerzo, así que el chasco disminuyó porque fuimos a comprarla y ella iba a elegirla. Como no podía ser de otra forma, una bolsa de almuerzo de princesas vino para nuestra casa y todas las mañanas va ella con su bolsita al cole más contenta que un chupín. Es más, lo que haya dentro tiene poca importancia: ella con sus compañeros se come el almuerzo sin poner pegas.

Así que todas las mañanas aquí la menda le prepara su bolsita según el papel de “desayunos saludables” que nos dio su profe el primer día y gracias al cual no tenemos bronca cada mañana porque no quiero lo que vas a ponerme. Hoy como todos los martes toca bocata o sándwich y para esta niña no hay muchas variaciones, o es de mortadela o es de chorizo. Pero hoy sí he introducido una novedad y no dentro del pan sino por fuera, y ahora os cuento…

Una, que está muy concienciada con el tema de los residuos y el medio ambiente, cada vez que preparaba el bocata se preguntaba cómo podía hacer para no tener que poner un envoltorio que hubiera que tirar cada día. El problema es que las cajitas y fiambreras no servían, porque con el movimiento el almuerzo se descomponía totalmente. Desde laboratorios PHB me lo pusieron fácil con su Boc´n´Roll, que ahora viene de regalo con el pack de cepillo y pasta de dientes PHB Petit (para niños a partir de dos años).

Se trata de un “portabocatas” muy original que a mis niñas les gusta porque es de Pocoyó (aunque la mayor diga que ella es mayor y Pocoyó es de pequeños, me pide que se lo ponga igual). En él entran bocatas y sándwiches de cualquier tamaño, porque al no ser una cajita tú lo envuelves como si se tratara de papel de aluminio y queda totalmente ceñido sin que se desmorone el contenido.

Cómo funciona el boc'n'roll

Por fuera es de una tela lavable como la que tienen las bolsas de almuerzo y por dentro es de plástico, supongo que para que cada día podamos limpiarla con un pañito húmedo, vamos, que es estilo a los baberos impermeables. Se puede lavar sin problemas, siempre y cuando no lo pongamos a temperaturas altas. Además se cierra con un velcro, lo que lo hace especialmente cómodo para niños pequeños.

Así que como digo, mi bruja mayor encantada ahora con su bolsa de princesas donde va Pocoyó dentro, y yo encantada porque he encontrado una alternativa al papel de aluminio o al film de cocina que no me terminaban de convencer. ¡Chapó!

Deja un comentario

Disfraces de dientes para Carnaval

 

Este año para Carnaval podemos disfrazar al niño de cepillo o pasta de dientes, e incluso ambos si hay más de un peque en casa y queremos que vayan coordinados. Son dos disfraces originales y relativamente sencillos de hacer, que puedes complicar lo que tu maña y tiempo te permitan.

 El más rápido es el de tubo de pasta de dientes. El tubo puedes hacerlo con una funda de almohada que ya no utilices. Necesitarás hacerle los agujeros para que el niño pueda meter los brazos y ajustar el cuello. En lo que será la parte inferior  coloca un aro de alambre para darle forma circular. Puedes coserlo o utilizar las cintas de doble cara para hacer dobladillos que venden en mercerías y bazares. Después solo queda decorarlo para que se parezca al original. Puedes pintarlo con pinturas de tela o pegar letras hechas en foam o cartulina.

 El dentífrico quedará completo con el tapón. Puedes usar un gorro de cartulina o una pantalla de lámpara. Hazle dos pequeños agujeros en la base y pasa una gomita elástica por ellos para que pueda sujetarse a la cabeza. Viste a tu niño de blanco y tendrás un original tubo de pasta de dientes.

 El modelo más sencillo para el disfraz de cepillo es el de uno eléctrico. Necesitarás formar un cilindro de cartón del tamaño del cuerpo del niño y una plancha de cartón rectangular para el mango y el cabezal. Decora el cepillo como más te guste y pega dos tiras en la parte superior del cilindro para que quede sujeto por los hombros.

 En la tira rectangular coloca limpiapipas blancos a modo de cerdas. Después pega el otro extremo del cartón dentro del cilindro en la parte posterior. Ten en cuenta que deberá sobresalir por encima de la cabeza del peque o rodearla. Ya solo queda decorarlo a vuestro gusto.

Puedes hacer el disfraz más manejable utilizando una funda de almohada pero en esta ocasión con dos aros, uno sobre los hombros y el otro a la altura de los pies. Para el cabezal, recorta un óvalo en foam que enmarque la cara del niño y coloca los limpiapipas alrededor. Puedes sujetarlo como una careta a la cabeza del niño.

Cualquiera que sea la técnica que uses, seguro que quedará un disfraz muy divertido y original. ¡Anímate a probar!

 

Deja un comentario

¿Quieres ver nuestro vídeo "La primera vez"?