• Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

  • Momentos para Sonreír

Blog para compartir experiencias

calcio

El calcio es un mineral imprescindible para la salud de los huesos y los dientes. En los dientes, el calcio reacciona con el flúor que contiene el esmalte y forma fluoruro cálcico, que hace al diente más fuerte y resistente.Un diente pobre en calcio será más frágil y por tanto más propenso a la aparición de caries y otros problemas.

Durante la infancia y la adolescencia se forman los dientes definitivos y más de la mitad de la masa ósea, lo que supone unas necesidades mayores de calcio. Si no consumimos una cantidad suficiente el organismo “roba” el calcio de los huesos y los dientes, lo que disminuye su calidad. Por eso, para que tu hijo tenga una sonrisa en plena forma es necesario asegurar un buen aporte de calcio.

Las cantidades recomendadas de calcio dependen de la edad del niño. Durante la lactancia suele ser suficiente con el calcio que aporta la leche materna. Hasta los 6 meses se recomiendan 200 mg al día y entre 6 y 12 meses 270 mg al día. Entre 1 y 3 años la cantidad recomendada pasa a ser de 500mg diarios, de los 4 a los 8 años se aconsejan 800 mg y de los 9 a los 18 las necesidades suben hasta los 1300 mg.

La principal fuente de calcio en la alimentación es la leche y sus derivados (yogur, queso, helados…). Para un niño de menos de 3 años, dos vasos grandes de leche al día serán suficientes. Además, hay que tener en cuenta que también hay otros alimentos que pueden aportarnos calcio:los cereales, las verduras de color verde oscuro, frutas como la manzana y el kiwi, las nueces y algunos tipos de pescado. Es importante saber que para que el calcio se fije a los huesos es necesaria la vitamina D, que se obtiene gracias a la acción del sol en la piel.

Deja un comentario

colegio

 

¡La vuelta al cole ya está aquí! Es el momento de preparar libros, cuadernos, mochilas… y de retomar la rutina y los horarios después del verano.

Si tu hijo come en el colegio, es muy importante enseñarle que debe cepillarse los dientes después de la comida. Según la edad del niño, deberás hablar con el profesor para saber si el cepillado de dientes se supervisa. Los colegios tienen diferentes rutinas al respecto, así que deberás comprobarlo al principio del curso para asegurarte. De la misma manera, debes saber cuáles son las normas respecto a las golosinas para compartir con los compañeros en ocasiones como su cumpleaños. También puedes preguntar si se realizarán actividades relacionadas con la higiene bucal a lo largo del curso: charlas, vídeos, juegos, murales, redacciones…  Así podrás reforzar lo aprendido en casa para seguir formando unos buenos hábitos de higiene bucal para toda la vida.

Si tu hijo debe llevar su propio cepillo de dientes al colegio elige un cepillo y pasta que le gusten, de colores y animados con muñecos, así podrás convertir el cepillado de dientes en un rato divertido.

Otra rutina a recuperar con la vuelta al cole son las horas de levantarse y acostarse. De la misma manera en que debemos acostumbrarle a irse a dormir más o menos a la misma hora todos los días, es buena idea reservar un momento para el cepillado de los dientes. Recuerda que el cepillado nocturno es el más importante del día, ya que impide que la placa dental pueda acumularse durante la noche. Este momento también es el más adecuado para usar hilo dental y colutorio, siempre después del cepillado.

¡Feliz vuelta al cole!

Deja un comentario

Los buenos hábitos de salud bucal también son importantes en verano. En esta infografía puedes encontrar algunos consejos para llegar a septiembre con una sonrisa en plena forma.

Salud bucal verano

Deja un comentario

¿Quieres ver nuestro vídeo "La primera vez"?